La cocción a presión es una técnica culinaria que permite cocinar hasta 4 veces más rápido que de la manera tradicional. Como los alimentos se cocinan por menos tiempo, mantienen mejor sus sabores, apariencias y nutrientes.

Menos tiempo y más eficiencia

Este método único funciona mediante el aumento de la presión al interior de una olla cerrada herméticamente, por el calentamiento de un líquido en su interior. ¡Asombroso! Efectivamente es algo bastante sorprendente que amerita una explicación más detallada, por lo que vamos a adentrarnos en la ciencia que hay detrás.

Como la temperatura a la que el agua comienza a evaporarse aumenta mientras mayor sea la presión ambiental, en las ollas a presión sobrepasa los 100 °C máximos que le permiten los métodos de cocción tradicionales, llegando hasta los 130 °C antes de alcanzar su punto de ebullición.

Debido a que el líquido penetra y presiona los alimentos de manera uniforme y a alta temperatura, estos se cocinan mucho más rápido, manteniendo intactas sus apariencias y texturas, además de quedar libres de la mayoría de los microorganismos dañinos. Y aunque te comiencen a parecer sospechosos tantos beneficios, tendrás que creerlo, porque también permite ahorrar hasta un 75% de agua para cocinar.

Un proceso seguro

Antiguamente, para cocinar con este método, se usaban esas ollas plateadas de mango largo y válvulas inquietas, que aterraron la infancia de más de uno. Por suerte, eso ya quedó en el pasado, y no tenemos que preocuparnos más por ese silbido alarmante. El diseño y tecnología de las ollas a presión actuales les otorga una seguridad que permite cocinar con total tranquilidad.

Instant Pot de EasyWays cuenta con un complejo sistema de seguridad que impide la apertura de la tapa bajo cualquier circunstancia si todavía mantiene presión en su interior y se detiene automáticamente al detectar alguna anomalía. Está especialmente diseñada para que puedas cocinar con total tranquilidad en su olla de 7,6 litros de capacidad, e incluye otras funciones para que te sorprendas aún más, como la cocción lenta, al vapor, tradicional, dorar, sofreír… ¡Uff! Encontrarás una descripción completa en la página del producto, así que ahora está en tus manos seguir acelerando tu corazón al leer sus increíbles propiedades. ¡Qué la disfrutes!

Comentarios

0 comentarios

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados